Archivo de noticias

Como cada año se celebra el “Día de santa Sor Faustina” en el hospital Juan Pablo II en Cracovia en la calle Prądnicka 80. En la capilla, que aún se conserva, del Sagrado Corazón, que es un testigo silencioso de la presencia, las oraciones y los sufrimientos de la Apóstol de la Divina Misericordia y de los extraordinarios acontecimientos de su vida, el 18 de septiembre a las 14:30 h. se celebrará la santa Misa, la oración a la hora de la Misericordia y por el rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia, que será llevada por las religiosas del convento de Cracovia-Łagiewniki. El próximo día de santa Faustina está organizado por la dirección del Hospital Juan Pablo II y la Congregación de Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, junto con los participantes, que no solo incluyen al personal médico y a los pacientes del hospital, sino también a los devotos de la Divina Misericordia y de santa Sor Faustina. En este hospital, en los años 1936-1938, la Apóstol de la Divina Misericordia pasó más de ocho meses, y el 17 de septiembre de 1938, finalmente salió del hospital para dirigirse al convento, y allí partir para la casa del Padre Celestial.

Del 13 al 16 de septiembre se celebrará en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia- Łagiewniki y en el Centro de Juan Pablo II el III Congreso de Jóvenes Consagrados. El lema de dicho encuentro serán las palabras: “Libres por el Espíritu Santo”, así como el pasaje bíblico: Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad (2 Co 3, 17). El programa incluye: conferencias, oración comunitaria e individual, trabajo en grupos, testimonios, concierto de adoración e intercambio de experiencias. El evento empezará con la Eucaristía en el Santuario de la Divina Misericordia a las 16.30, presidida por el obispo Jacek Kiciński . El último día del Congreso presidirá la Eucaristía a las 7.00 el metropolitano de Cracovia arzobispo Marek Jędraszewski. La Misa será transmitida por la televisión polaca TVP1.

El 16 de septiembre a las 3 de la tarde se celebrará la inauguración de las reliquias de santa Sor Faustina y el beato padre Michał Sopoćko en la iglesia de santo Tomás Apóstol en West Hempstead, Long Island, en el estado de Nueva York (EEUU). Las festividades serán presididas por el obispo Join Barres, pastor de la diócesis Rockville Centre en Long Island en el estado de Nueva York.

El 15 de septiembre de este año (sábado) tendrán lugar las festividades anuales de otoño en el Santuario en Piedra de la Divina Misericordia en Eslovaquia. La Eucaristía solemne que se celebrará a las 15.30 en Cerro butkov, la presidirá p. Marek Hriadel. Una parte de los peregrinos llegará al pie de Cerro Butkov para caminar al lugar de la celebración (undésimo piso de la cantera) por el Vía Crucis, que está instalado en la ladera. A las 15.00 las hermanas de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia de Eslovaquia y del convento del Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia-Łagiewniki conducirán la oración a la Hora de la Misericordia y la Coronilla a la Divina Misericordia. A las 17.00 tendrá lugar la representación del oratorio de Pavel Krška titulado Pasión de Nuestro Señor Jesucristo y dirigido por Pavel Smolik. Cada año participan en las festividades en Cerro Butkov peregrinos de toda Eslovaquia, de Polonia, República Checa y de otros países.

Los días 13 i 14 de septiembre, coinciden con el 83 aniversario de la revelación de la Coronilla a la Divina Misericordia. Jesús enseñó dos oraciones: el Padre Nuestro, cuando le preguntaron a los apóstoles cómo debían rezar, y la Coronilla a la Divina Misericordia, que el Señor dictó a santa Sor Faustina, en Polonia, en el convento de Vilna de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, en 1935. Por la noche, cuando estaba en su celda – anotó en su „Diario: Por la tarde, estando yo en mi celda, vi al ángel, ejecutor de la ira de Dios. Tenía una túnica clara, el rostro resplandeciente; una nube debajo de sus pies, de la nube salía rayos y relámpagos e iban a las manos y de su mano salían y alcanzaban la tierra. Al ver esta señal de la ira divina que iba a castigar la tierra y especialmente cierto lugar, por justos motivos que no puedo nombrar, empecé a pedir al ángel que se contuviera por algún tiempo y el mundo haría penitencia. Pero mi suplica era nada comparada con la ira de Dios. En aquel momento vi a la Santísima Trinidad. La grandeza de su Majestad me penetró profundamente y no me atreví a repetir la plegaria. En aquel mismo instante sentí en mi alma la fuerza de la gracia de Jesús que mora en mi alma; al darme cuenta de esta gracia, en el mismo momento fui raptada delante del trono de Dios. Oh, qué grande es el Señor y Dios nuestro e inconcebible su santidad. No trataré de describir esta grandeza porque dentro de poco la veremos todos, tal como es. Me puse a rogar a Dios por el mundo con las palabras que oí dentro de mí. Cuando así rezaba, vi la impotencia del ángel que no podía cumplir el justo castigo que correspondía por los pecados. Nunca antes había rogado con tal potencia interior como entonces. Las palabras con las cuales suplicaba a Dios son las siguientes: Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, por nuestros pecados y los del mundo entero. Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros.

A la mañana siguiente, cuando entré en nuestra capilla, oí esta voz interior: Cuantas veces entres en la capilla reza en seguida esta oración que te enseñé ayer. Cuando recé esta plegaria, oí en el alma estas palabras: Esta oración es para aplacar Mi ira, la rezarás durante nueve días con un rosario común, de modo siguiente: primero rezarás una vez el Padre nuestro y el Ave Maria y el Credo, después, en las cuentas correspondientes al Padre nuestro, dirás las siguientes palabras: Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero; en las cuentas del Ave Maria, dirás las siguientes palabras: Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. Para terminar, dirás tres veces estas palabras: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

En posteriores revelaciones, el Señor Jesús asoció a esta oración grandes promesas, bajo la condición de que se rezará con el espíritu de la confianza en Él y de la misericordia para con los demás. La promesa general, dice que al rezar confiadamente la Coronilla, se puede alcanzar todo, siempre y cuando lo que pedimos esté de acuerdo con la voluntad de Dios. Por otra parte, dio promesas particulares, en relación con la gracia de una muerte feliz y con paz de espíritu (sin miedo ni terror). Lo pueden pedir no sólo aquellos que la rezan con confianza, sino también los moribundos, junto a los cuales otros rezan la Coronilla.

Hoy la Coronilla, junto a la jaculatoria: ¡Jesús, en Ti confío! es la oración más famosa dirigida a la Divina Misericordia, pues ser reza en todos los continentes, incluso en lenguas tribales muy minoritarias. Más información acerca de la Coronilla y su historia.

 

Del 8 al 9 de septiembre de este año tendrá lugar la reunión anual de la comunidad Alianza de la Misericordia que va a celebrar el décimo aniversario de su funcionamiento en Polonia. La reunión tendrá lugar en el edificio del club deportivo TS Wisła en la calle Reymonta 22 en Cracovia. El programa incluye: conferencias, animación y oración. El punto central del evento será la Eucaristía en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki. Durante dicha Eucaristía, el 9 de septiembre a las 15:20, es cuando los nuevos miembros de la comunidad Alianza de la Misericordia prometerán seguir con la misión apostólica. Participarán en el evento las hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia del convento de Łagiewniki. Para más detalles e inscripciones visite la página web del evento “Misericordia Fest”: http://mf2018.pl/

El 8 de septiembre, así como el día 8 de cada mes, la comunidad de hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia de Gdańsk está apoyando con la oración a las parejas que están tratando de concebir hijos. La lista cuenta con más de 650 parejas de Polonia, Italia, Francia y EE.UU. y hasta 122 están esperando hijos o acaban de ser padres. Las intenciones con los nombres de parejas se pueden enviar por correo electrónico: kobietajestboska@gmail.com o bien a través del fanpage de la formación (en polaco: Kobieta jest Boska).

Estas palabras de san Juan Pablo II las queremos dedicar a todos los donantes y benefactores de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, pues gracias a las aportaciones económicas y al compromiso personal en las obras apostólicas ellos permiten llevar el don del mensaje de la Misericordia al mundo, mensaje que Jesús confió a santa Sor Faustina. Agradecemos especialmente desde este lugar a través de la página web a todos los que lo apoyan, junto con las obras que se realizan, en particular la „Coronilla por los moribundos” y la transmisión en línea desde el santuario en Cracovia-Lagiewniki. Rezamos a diario por todos los donantes y benefactores, encomendando sus intenciones a la Divina Misericordia a través de la intercesión de santa Sor Faustina.

Del 6 al 8 de septiembre, antes del octogésimo aniversario del nacimiento para el cielo de santa Sor Faustina Kowalska que cae el 5 de octubre, van a seguir los pasos de su vida los miembros y voluntarios de la Asociación de Apóstoles de la Divina Misericordia de Eslovaquia. Saldrán de Prešov y visitarán Świnice Warckie, Łódź, Varosvia, Płock, Derdy y Cracovia; les servirán de guía las hermanas de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia de Nižny Hrušov.

El 8 de septiembre (sábado), llegará al Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia-Łagiewniki la XVI Peregrinación Nacional de Ferroviarios. Comenzará a las 10.00 junto al altar al aire libre con la introducción de p. Ryszard Marciniak sobre el tema de Los caminos divinos: con la Virgen a la independencia de Polonia. A las 10.30 está previsto el Vía Crucis al aire libre, y a las 12.00 el punto central de la Peregrinación, es decir, la Eucaristía, presidida por el arzobispo Marek Jędraszewski, metropolitano de Cracovia. Los peregrinos también visitarán la capilla con la imagen milagrosa de Jesús Misericordioso y la tumba de santa Sor Faustina, a quien le encomendarán sus intenciones personales. El rezo de la oración a la Hora de la Misericordia (3 de la tarde) y de la Coronilla a la Divina Misericordia pondrá fin a la peregrinación.