Noticias

Del 11 al 17 de agosto sor Pavla de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia del convento de Nižny Hrušov va a participar en la tercera peregrinación a pie de Michalvce al templo de la Divina Misericordia en Spišská Nová Ves. Organizan la peregrinación los padres palotinos junto con las hermanas de Madre de Dios de la Misericordia que van a dirigir la oración en el 145o kilómetro de la ruta.

A partir del 1 de agosto la televisión italiana Tele Giovanni Paolo II transmite todos los días la oración a la Hora de la Misericordia y la Coronilla a la Divina Misericordia del Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia-Łagiewniki. Es la primera televisión extranjera que se sirve de la señal de la transmisión en línea disponible en la página www.faustyna.pl. Es la misma transmisión que están utilizando una televisión por cable polaca, así como diez radioemisoras.

En el periodo desde mayo hasta julio de este año se realizaron los siguientes trabajos de construcción en el futuro Santuario de la Divina Misericordia en Płock: montaje de placas de hormigón armado entre las vigas de casetón; montaje de carpintería de aluminio de ventanas en la Casa del Peregrino y continuación de trabajos relacionados con la fachada de la iglesia (colocación de ladrillo caravista en el muro exterior). La construcción de hormigón armado de la torre asciende ya a la altura de 18,5 m. La altura completa de la torre será de 32 m. En los próximos meses se continuarán los trabajos de la construcción del techo y de la torre. El progreso de los trabajos dependerá de finanzas. Las personas que quieran apoyar esta gran obra pueden hacer una ofrenda sirviéndose de los siguientes datos bancarios:

Datos de la Congregación:

Zgromadzenie Sióstr Matki Bożej Miłosierdzia
Stary Rynek 14/18
09-404 Płock

Datos del banco:

Bank PEKAO SA
I O w Płocku
ul. Kolegialna 14a

Código SWIFT: PKOPPLPW

Números de cuentas:

No. IBAN para pagos en PLN: 72 1240 3174 1111 0000 2890 0836
No. IBAN para pagos en USD: 56 1240 3174 1787 0010 1057 7746
No. IBAN para pagos en EUR: 28 1240 3174 1978 0010 1057 7818

La editorial “Biały Kruk” acaba de publicar otro audiolibro basado en el “Diario” de santa Sor Faustina en la lengua polaca. Esta vez interpretó el texto Halina Łabonarska, una célebre actriz, que estuvo presentando pasajes de dicha obra en la radioemisora Radio Maryja por más de diez años. El texto del “Diario” lo acompaña música compuesta por Piotr Łabonarski. El audiolibro consta de tres discos e incluye 30 horas de lectura y música. Está disponible también en las tiendas de la editorial “Misericordia” en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki.

El 17 de agosto de este año cae el 16 aniversario de la consagración del mundo a la Divina Misericordia, hecha por el Santo Padre Juan Pablo II, durante su último viaje a Polonia, en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki. Después de la consagración de la basílica pronunció un acto, en el que encomendó el destino del mundo y de todo hombre a Dios, Padre rico en misericordia. Este actó llegó a ser la oración diaria no solo de las hermanas de la Congregación de la Madre de Dios de la Misericordia y de los peregrinos que acuden al Santuario de Łagiewniki, sino también de millones de personas de todo el mundo.

“Dios, Padre misericordioso,
que has revelado tu amor en tu Hijo Jesucristo
y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo, Consolador,
te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre.
Inclínate hacia nosotros, pecadores;
sana nuestra debilidad;
derrota todo mal; haz que todos los habitantes de la tierra experimenten tu misericordia,
para que en ti, Dios uno y trino,
encuentren siempre la fuente de la esperanza.
Padre eterno, por la dolorosa pasión y resurrección de tu Hijo,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.”

El 19 agosto llegarán al Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki los adoradores de la Divina Misericordia que participen en la V Peregrinación nacional polaca, que se está organizando con la ocasión del aniversario de la consagración de la basílica de la Divina Misericordia y el acto de consagración del mundo a la Divina Misericordia, realizado por san Juan Pablo II. Este año el lema de la reunión de los adoradores y apóstoles de la Divina Misericordia serán las palabras: Para ser libres nos libertó Cristo. El horario de misas celebradas en el Santuario será el siguiente: 7:00, 8:30 y 19:00 en la capilla con la imagen de Jesús Misericordioso famosa por sus favores y la tumba de santa Faustina; 9:00, 10:30, 12:00; 13:30; 15:20 y 18:00 en la basílica. La Eucaristía de las 15:20 será presidida por el metropolitano de Cracovia arzobispo Marek Jędraszewski, quien además va a consagrar el nuevo órgano después de la santa misa. A las 19:00 horas se celebrará un concierto de órgano en el que participarán Sarah Kim (Francia), Andrew Reid (Reino Unido) y Krzysztof Michałek. Para más información visite la página web del rectorado del Santuario: www.milosierdzie.pl.

En los meses de verano no disminuye la cantidad de personas que se unen a la obra de la “Coronilla Perpetua” por medio de la página web de la Congregación. Gracias a ellas la llamada por la “misericordia de nosotros y del mundo entero” suena sin cesar, día y noche, todos los días. Participan en la oración los internautas de varias decenas de países del mundo: de Canadá, los EE.UU., Argentina, Venezuela, Italia, Francia, Holanda, Eslovaquia, Eslovenia, Ucrania, El Salvador, entre otros. Las personas que quieran unirse a dicha oración deben rellenar el formulario que está disponible en la página web.

Otro lugar de revelaciones en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki es el convento. Varios encuentros extraordinarios con los Habitantes del cielo han tenido lugar allí: en los dormitorios, enfermería, refectorio, corredores, locutorios, en el cuarto de la superiora o bien en el salón de la Congregación. Jesús solía transmitir información de gran importancia, relevante al mensaje de la Misericordia con el que luego mandó a Sor Faustina al mundo, en lugares tan prosaicos como el corredor debajo de la cocina conventual. Es precisamente donde Sor Faustina escuchó la gran promesa sobre la Coronilla a la Divina Misericordia a mediados de septiembre de 1936: Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado, dijo Jesús. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes se la recomendarán a los pecadores como la última tabla de salvación. Hasta el pecador más empedernido, si reza esta coronilla una sola vez, recibirá la gracia de Mi misericordia infinita. Deseo que el mundo entero conozca Mi misericordia, deseo conceder gracias inimaginables a las almas que confían en Mi misericordia (“Diario” 687).

 Sor Faustina tuvo varias decenas de encuentros en este convento con Jesús, con la Santísima Virgen, santa Teresa de Niño Jesús, así como con las almas sufrientes en el purgatorio. El 15 de agosto de 1937 en el salón de la Congregación, cuando las hermanas estaban rezando el acto de elección de la Madre de Dios a la Superiora Celestial de la Congregación, Sor Faustina vio a María y más tarde describió ese evento: Al final de ese acto vi a la Santísima Virgen que me dijo: Oh, qué grato es para mí el homenaje de su amor. Y en ese mismo instante cubrió con su manto a todas las hermanas de nuestra Congregación. Con la mano derecha estrechó a la Madre General Micaela y con la izquierda a mí, y todas las hermanas estaban a Sus pies cubiertas con su manto. Luego la Santísima Virgen dijo, Cada una que persevere fielmente hasta la muerte en mi Congregación, evitará el fuego del purgatorio y deseo que cada una se distinga por estas virtudes: humildad y silencio, pureza y amor a Dios y al prójimo, compasión y misericordia. Después de estas palabras desapareció toda la Congregación, me quedé sola con la Santísima Virgen que me instruyó sobre la voluntad de Dios, cómo aplicarla en la vida sometiéndome totalmente a Sus santísimos designios. Es imposible agradas a Dios sin cumplir su santa voluntad. Hija mía, te recomiendo encarecidamente que cumplas con fidelidad todos los deseos de Dios, porque esto es lo más agradable a Sus santos ojos. Deseo ardientemente que te destaques en esto, es decir en la fidelidad en cumplir la voluntad de Dios. Esta voluntad de Dios, anteponla a todos los sacrificios y holocaustos. Mientras la Madre celestial me hablaba, en mi alma entraba un profundo entendimiento de la voluntad de Dios (“Diario” 1244). Para más información consulte el libro titulado “En los pasos de las revelaciones de santa Sor Faustina en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki.

Siguiendo los pasos de las revelaciones de santa Sor Faustina en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Łagiewniki vamos a pararnos un momento frente al edificio ubicado en la calle de Sor Faustina. Entre las hermanas hay una tradición de llamarlo “Antoninek”. Un edificio antiguo, de varias plantas, fue desmontado junto con la puerta baja y en su lugar se ha construido uno nuevo, donde están los cuartos para peregrinos, así como la sede la Asociación de Apóstoles de la Divina Misericordia “Faustinum”.

Sor Faustina vivió en “Antoninek”, en la primera planta, a partir de septiembre de 1937 hasta marzo de 1938. Desde enero de 1938 estuvo ya muy enferma, por lo cual pasaba casi todo el tiempo en su celda. En esa época grabó en su “Diario” más de 50 favores extraordinarios. Fueron principalmente encuentros con Jesús (41), lo cuales se referían a la misión de predicar el mensaje de la Misericordia, la vida espiritual y al fortalecimiento en la lucha contra Satanás. Es donde Sor Fausina escuchó las famosas palabras de Jesús: En el Antiguo Testamento enviaba a los profetas con truenos a Mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con Mi misericordia (Diario 1588). También es allí donde Sor Faustina escuchó ciertas promesas relativas a la Coronilla a la Divina Misericordia, a la misión de divulgar la veneración de la Divina Misericordia y la Hora de la Misericordia.

Te recuerdo, hija Mía, que cuántas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma. En esa hora puedes obtener todo lo que pides para ti y para los demás. En esa hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia. Hija Mía, en esa hora procura rezar el Vía Crucis, en cuanto te lo permitan los deberes; y si no puedes rezar el Vía Crucis, por lo menos entra un momento en la capilla y adora en el Santísimo Sacramento a Mi Corazón que esté lleno de misericordia. Y si no puedes entrar en la capilla, sumérgete en oración allí donde estés, aunque sea por un brevísimo instante. Exijo el culto a Mi misericordia de cada criatura, pero primero de ti, ya que a ti te he dado a conocer este misterio de modo más profundo (Diario 1572).

En el mismo lugar tuvo lugar además un encuentro muy importante con la Madre de Dios, que Sor Faustina decribió de la siguiente manera: Entre una gran claridad vi a la Santísima Virgen con una túnica blanca, ceñida de un cinturón de oro y unas pequeñas estrellas, también de oro, en todo el vestido y las mangas a triángulo guarnecidas de oro. Tenía un manto de color de zafiro, puesto ligeramente sobre los hombros, en la cabeza tenía un velo liviano transparente, el cabello suelto, arreglado espléndidamente y una corona de oro que terminaba en pequeñas cruces. En el brazo izquierdo tenía al Niño Jesús, Nunca antes he visto a la Santísima Virgen bajo este aspecto. Luego me miró con ternura y dijo: Soy la Madre de los sacerdotes. Después puso a Jesús en el suelo, levantó la mano derecha hacia el cielo, y dijo: Oh Dios, bendice a Polonia, bendice a los sacerdotes (Diario 1585).

A la hora de seguir los pasos de santa Sor Faustina en el Santuario de Cracovia-Łagiewniki hay que pararse un rato más largo ante la imagen de Jesus Misericordioso famosa por sus favores y la tumba de santa Sor Faustina. La capilla es donde la Apóstol de la Divina Misericordia estuvo rezando cada dia varias horas durante casi seis años y es donde tuvo 116 visiones y experiencias misticas en las que vivió la presencia de la Santisima Trinidad, Jesus, Su Madre, ángeles, santos y muertos. Vale la pena recordar las hermosas conversaciones entre Dios y las almas: alma pecadora (Diario 1485), alma desesperada (Diario 1486), alma sufriente (Diario 1487), alma en busca de la perfección (Diario 1488) y alma perfecta (Diario 1489). Las transcribió santa Sor Faustina en su „Diario” porque revelan la inmensidad de Su amor misericordioso hacia el hombre, asi como el camino que hay que seguir para unirse a Él. La capilla de Łagiewniki es donde santa Sor Faustina vio a Jesus más veces (27) y oyó Su voz (casi 60 veces). Las revelaciones de Jesus que merecen una atención especial son las que se refieren a los acontecimientos del Evangelio: Su llegada a Jerusalén, el establecimiento de la Eucaristia, la Pascua y el mensaje de la Misericordia. Tienen un valor extraordinario los pasajes en los que se describe el establecimiento de la Eucaristia por lo cual a continuación citamos uno de ellos: „L’ Heure sainte. Jeudi. Pendant cette heure de prière, Jésus m’ a permis d’ entrer dans le Cénacle et j’ ai assisté à ce qui s’ y est passé. J’ ai été le plus profondément bouleversée lorsque Jésus, avant la consécration, a levé les yeux vers le ciel et est entré dans un dialogue mystérieux avec son Père. C’ est seulement dans l’ éternité que nous comprendrons véritablement ce moment. Ses yeux étaient comme deux flammes. Son visage, blanc comme la neige, rayonnait. Toute sa personne était empreinte de majesté et son âme pleine de nostalgie. Au moment de la consécration l’ amour comblé s’ est reposé. Le sacrifice était pleinement accompli. Maintenant, seule la cérémonie de la mort extérieure, de l’ anéantissement extérieur s’ accomplira : ce qui relève de l’ essentiel a eu lieu au Cénacle. Jamais, dans ma vie, je n’ avais eu une compréhension aussi profonde de ce mystère que durant cette heure d’ adoration. Ah ! combien je désire ardemment que le monde entier connaisse cet insondable mystère !” (Dz. 684).